En la carrera profesional de una persona, en promedio puede pasar por un despido entre 2 a 3 veces. Ese dato me lo dio una de las personas encargadas de darme la noticia que estaba despedido de WeWork a inicios del 2019. No se si lo dijo sólo para hacerme sentir bien, tampoco sé si se refería únicamente a empresas tipo startups o de todo tipo, el tema es que es un número que me sorprendió mucho, pues no sabía que tantas personas pasaban por esto, por eso mismo es un tema que quería tocar para que muchos estén preparados.

Ya había trabajado en varias startups y había visto mucha gente ser despedida antes, como ya explique en: Pros y contras de trabajar para una startup. Sin embargo, fue la primera vez que me pasaba a mí. En realidad, creo que uno nunca se imagina que te puede tocar, hasta que pasa. Y si bien por un lado sentí un gran alivio, por otro lado, si se sintió un golpe fuerte, tanto al ego como a mis finanzas personales.

Aun así, debo decir que fue una de las mejores cosas que me han pasado en mi vida, y estoy feliz que pasó cuando tuvo que pasar. En este artículo, explicaré que hacer cuando te despiden de un trabajo para convertirlo de una mala experiencia, a una de las mejores experiencias de tu vida.

1) Asegúrate que la liquidación este completa

Cuando me dieron la noticia fue un shock, no me lo imaginaba. Lo peor es que te dan la noticia y tienes que devolver todo en ese instante: laptop, credenciales, tarjeta de ingreso al edificio y todo lo que te vincule a la empresa. Una vez hecho eso, tenía que salir del edificio y no volver por un tiempo, ni siquiera me dio tiempo para despedirme del equipo que tenía a cargo, simplemente era salir de ahí. Suena un poco trágico, pero en realidad tiene una lógica ya que la empresa no sabe como uno puede reaccionar después de algo así. Lo único que te piden es que firmes un documento donde aceptas tu liquidación, indicando que todo esta OK, de lo contrario, no puedes salir de esa sala (al menos eso me dijeron). Dicho eso, dentro de todo el shock de la noticia cuando te dicen que estás despedido, yo diría que ese documento de liquidación es lo único en lo que debes enfocarte en ese momento.

Debido a que nunca me había pasado, estaba completamente perdido en el tema. Se me vinieron imágenes de compañeros de trabajos anteriores que al ser despedidos iban a la oficina con policías al día siguiente, imágenes de llantos, rabia y cosas horribles que vi en el pasado en otras empresas. También se me vino a la mente todas las historias de personas que, gracias a casos como estos, negociaron unas liquidaciones de montos increíbles en sus salidas. No sabía cual de esas opciones tomar, aunque ninguna me parecía la correcta. Deben entender que este despido no fue por mal rendimiento o falta de moral o ética, era simplemente un corte de personal global que anuncio Adam Neumann, co-founder y CEO de WeWork, si quieren saber más de Adam y su forma de manejar las cosas, pueden ver más en: La esrepitosa caída del dueño de WeWork. Estos cortes caen sin alerta alguna, sin un “warning” de parte de gerencia y te agarran desprevenido.

Decidí no firmar nada hasta contactar a un abogado laboralista para saber que todo este ok. Felizmente tengo un buen amigo abogado que pudo contestar mi llamada y ayudarme en ese momento.  Para que sepan, cuando te despiden en Perú, lo que te corresponde es: vacaciones truncas, gratificación, documento de liberación de CTS, salario de los días trabajados en el mes actual y un salario y medio por año trabajado en la empresa. Como bonus, la empresa te puede ofrecer un deposito extra, simplemente por considerar que te están dejando sin trabajo un tiempo y necesitarás pagar cuentas en ese lapso de búsqueda de trabajo. Este último depósito no es obligatorio, unas empresas deciden dártelo o no, pero igual es algo que tú puedes negociar si lo ves justo y necesario. En mi caso me dieron 2 salarios mensuales extras (fuera de impuestos), lo cual me pareció justo por los 7 meses que llevaba trabajando ahí, y mi amigo abogado me dio el OK. Firmé los documentos, di las gracias a todos, y me fui.

2) Análisis profesional

Una vez que te libras del tema de la liquidación, sales de la oficina, y ya puedes asumir y preguntarte ¿Qué diablos pasó aquí? Y comienzas a cuestionarte a ti mismo, al menos eso pasó conmigo. Por más que en el despido me dijeron cosas como que “no fue por mal rendimiento” “no fue por mal manejo de cosas”, “es un corte general y tuvimos que sacar a algunos obligatoriamente”, no quita el hecho que igual eligieron sacarte a ti en vez de a otros, lo cual quiere decir que los demás estaban haciendo algo mejor que tú. Encima justo en internet me tope con esta noticia: WeWork cuts 3% Workforce, donde indican que la empresa básicamente saco a todos los que rendían bajo, lo cual me hizo cuestionarme más aún.

Pero de ahí recordé otra cosa que me dijeron, que me hizo sentir mucho mejor, que al momento de elegir los despidos se fijaron más que todo en el “culture fit”. Esto es la conexión que hay entre el empleado y la cultura de la empresa, y tenían razón, era algo que definitivamente no estaba sintiendo y es súper importante al elegir un empleo. No entraré muy en detalles, pero digamos que no compartía el estilo de trabajo o como se manejaban las cosas en WeWork en muchos aspectos, simplemente no era lo que esperaba, y reconocer esto no me dio nada más que una gran sonrisa y agradecimiento a WeWork.

Agradecimiento por darse cuenta de esto y salvarme de algo que no era indicado para mí, por darme una oportunidad de probar un nuevo trabajo, por creer en mí en algún momento, oportunidad de conocer algo más sobre mi mismo, oportunidad de aprender sobre una industria completamente nueva, oportunidad de trabajar con profesionales increíbles, por un Summercamp de integración alucinante en Londres, por un Summit increíble en Los Ángeles, por darnos un concierto privado de una de mis bandas favoritas (Red Hot Chilli Peppers), por permitirme ver en persona a cracks como Gary Vaynerchuck, Ahston Kutcher y Sean «Diddy» Combs, por la oportunidad de hacer muchos nuevos amigos, conocer nuevos clientes potenciales para otros negocios, y muchas experiencias y aprendizajes más. Sentí que se me quito una gran mochila pesada de encima, y que realmente ambos estábamos saliendo beneficiados, tanto yo como la empresa, un gran win/win. Si no te gusta lo que haces y no estas yendo feliz a trabajar, pues algo está mal, y a veces uno pasa esto por alto por ego, por mantenerse trabajando por una “gran marca” o por la necesidad de un salario. Estaba vendiendo el eslogan de WeWork que decía “Do what you love” y no lo estaba sintiendo, y eso es algo difícil de esconder, y uno no debería hacerlo. Si la empresa se da cuenta de esto antes que tú y te despiden, a veces es bueno que te hagan “ver a luz” y aceptarlo con la mejor onda del mundo, agradecer y seguir para adelante.

3) Análisis financiero

Ahora es tiempo de hacer números y ver por cuanto tiempo puedes sobrevivir antes que empieces a generar ingresos de nuevo. Por esto es súper importante tener ahorros e inversiones corriendo, como ya expliqué en La importancia del ahorro y la inversión. Si tienes muchas deudas y vives el mes a mes ajustado, vas a estar muy vulnerable en esta situación, y vas a tener que recurrir a cualquier tipo de trabajo que te ofrecen, sin importar si necesariamente te guste, te ayude o crecer, o si hay un mejor salario que el anterior. Es probable que por desesperación busques un trabajo que no te guste y encima te pague menos que antes.

Si eres financieramente responsable y tienes dinero ahorrado o invertido, debes separar una parte para vivir y ponerte una meta de buscar un trabajo nuevo en una cierta cantidad de meses. También es el momento de recortar todos los gastos innecesarios por esos meses y tratar de ponerte lo más minimalista posible, pero sin que afecte mucho tu estilo de vida. Haz recortes en salidas a comer, fiestas, transporte, café, deportes caros, gasolina, uso de electricidad y todas las cosas que veas posible. Sólo quédate con los gastos más necesarios como el pago de alquiler o prestamos de tu vivienda, seguro de salud para ti y tu familia, comida, etc.

Una vez hecho eso, si ves que tienes más dinero aún aparte de lo que necesitas para los días o meses que estarás sin trabajo, es momento de poner tu dinero a trabajar por ti. Recuerda que no tienes ingresos fijo y ahora todo lo que haces es gasto y pérdida en tus finanzas personales, lo último que deseas es recortar tus ahorros del todo. Lo ideal es mantener la misma cantidad de ahorros que tenías antes de ser despedido, o mejor aún, que ese dinero invertido te genere más ingresos aún, superando tu costo de vida al ser desempleado. Pon todo lo que queda de ahorros en las inversiones que más te gustan, y retira una parte chica para vivir, no retires el dinero invertido hasta que realmente lo necesites por una emergencia. Si no sabes en que invertir ese dinero que sobra acá van algunas opciones: Tipos de inversión según tu capital.

4) Análisis de felicidad

Ahora que ya tienes la parte financiera resuelta, tómate este tiempo para analizar realmente que quieres en tu vida. Si te despidieron de tu trabajo definitivamente no era la opción para ti, sea la razón que sea, el universo te está diciendo que tu destino va por otro lado, y depende de ti sacarle provecho a eso o no. De repente no estabas en tu trabajo soñado, no estabas dedicando suficiente tiempo a tu familia o amigos, no has encontrado una actividad de ocio que te guste aún, hay un negocio que siempre quisiste tener, necesitas experimentar una parte más espiritual en la vida, o muchas cosas más. Es posible que estabas tan enfocado en tu trabajo que te olvidaste de todo lo que hay en la vida fuera de ella, y el “rush” eterno haya confundido por completo tu concepto de felicidad. A veces no hay tiempo ni para pensar en eso ya que estamos corriendo constantemente para ganar dinero y pagar cuentas o deudas, manteniendo un estatus o ego alto, olvidándonos de las cosas realmente importantes en la vida.

En lo personal, el despido me ayudo a analizar realmente lo que quería en la vida y no saltar directamente a otro trabajo similar. Rechacé la idea de seguir trabajando sin rumbo personal y solo generando ingresos para vivir. Decidí tomarme un año sin trabajar para otro, y enfocarme en las cosas que me gustan en la vida, sin volver a trabajar en un empleo hasta que encuentre algo que realmente me guste. En ese lapso me dediqué a estudiar mucho más sobre inversiones, abrí este blog que están leyendo hoy, leí unos libros increíbles, aprendí a cocinar un poco, practique mucho mi deporte favorito (surfing), evite manejar en horas punta de tráfico, disfrute despertarme sin alarma, ir al gimnasio en horas donde no va a nadie y hasta aprendí un poco de guitarra. Lo tomé como un tiempo para disfrutar cosas simples de la vida que a veces por estar en trabajo constante te olvidas por completo. Además, aprendí que, si no tienes un trabajo no pasa nada, hay mucha gente que vive de manera independiente en realidad, muchos más de los que uno piensa, y su nivel de felicidad está por los cielos, haciendo cosas que les gusta. Cuando uno trabaja a veces gasta de más en transporte, comidas, entre otras cosas, si te libras de algunos de estos gastos innecesarios, en realidad puedes vivir bien.

Ahora, todo esto no hubiese sido posible si no contaba con un buen colchón financiero, el cual lo logré a través del ahorro y la inversión. Sin esto, tomarme tiempo era imposible, hubiese estado muy angustiado, buscando otro trabajo rápido, en vez de darme esa pausa de paz y análisis que necesitaba en mi vida. Por eso recalco que un despido de este tipo le puede pasar a cualquiera, y para convertir esta experiencia que para muchos es negativa en algo positivo, debes tener buenas finanzas personales, si no siempre estarás corriendo toda la vida, dominado por la angustia constante en vez de la felicidad. Actualmente me encuentro bien haciendo lo que me gusta, sin necesidad de trabajar para otro, simplemente viviendo de mis inversiones. Si es que decido trabajar para otra empresa, ya sería porque es algo que realmente me gusta y no por la necesidad de trabajo o dinero, y tener ese poder, créanme que no tiene precio y es algo que realmente les deseo a todos.

5) Mantente productivo

Algo más que descubrí al estar desempleado es que todo humano tiene una necesidad de ser productivo. Creo que es tan necesario como cosas básicas como amar, socializar o sentirse parte de una comunidad. Es una sensación bien fea  saber que no estas haciendo absolutamente nada productivo, viendo al resto de la sociedad haciendo algo con sus vidas. Me imagino que debe ser razón de suicidio de muchos millonarios, que ya hicieron de todo, tienen tiempo de más y no saben como darle un significado a sus vidas. No me malinterpreten, a veces es bueno no hacer ni pensar en absolutamente nada, lo veo como un descanso sano para uno mismo que debe hacerse de vez en cuando. Pero vivir así constantemente, días tras día, semana tras semana, pasa de una sensación placentera a una mala y deprimente. Siempre es bueno hacer actividades que te llevan para bien, tipo actividades espirituales (arte, música, lectura, meditación), actividades físicas (deporte, juegos) o actividades profesionales (asesorías, dar clases, un emprendimiento, etc).

Puedes hacer algo que siempre quisiste probar, pero nunca pudiste por falta de tiempo. Estamos en un momento de la humanidad donde, honestamente, puedes hacer lo que te de la gana gracias a internet, no hay excusa. Tienes el mundo a tu disposición y tienes 3 formas de comunicarte con el, y es GRATIS: de forma escrita (blog, página web, Linkedin), audio (podcasts, spotify, Apple music) y video (youtube, Facebook watch, IG TV). Puedes hablar de las cosas mas bizarras que te pueden imaginar y siempre vas a encontrar un mercado nicho que le guste tu contenido, así sean las tortugas ninja, recetas de cocina, equipos de fútbol, ropa, chismes, o lo que sea que te gusta y puedes generar un ingreso con ello. Estoy seguro que nuestros pares o abuelos hubiesen matado por tener una oportunidad como ésta, y simplemente no lo tenían disponible como nosotros. Hacer esto mantendrá tu CV lleno, te mantendrá ocupado para que el traslado a un nuevo trabajo no te choque, te mantendrá emocionado siguiendo un rumbo, te dará experiencia como emprendedor y será algo que muchas personas, incluido tu próximo empleador, podría apreciar bastante de ti y hasta admirar.

6) LinkedIn: tu mejor amigo

También recomiendo mucho el uso de LinkedIn, es realmente una maravilla. ¿Pueden creer que gracias a esta herramienta me han contactado todas las empresas donde he trabajado desde el 2013? No he tenido que postular, headhunters o gerentes de RRHH me han contactado por ahí y me escribieron directamente para empezar un proceso de entrevistas. Arma bien tu perfil, y coloca toda tu información completa sobre educación, trabajos y experiencias relevantes. También empieza a interactuar en la plataforma, deja un comentario sobre algo que te pareció interesante, escribe un artículo de alguna experiencia laboral que crees que pueda ayudar a los demás, repostea una noticia interesante dando tu propia opinión, etc. Muestra tu originalidad y verás como poco a poco gente te irá agregando y siguiendo, junto con eso, también vienen propuestas de trabajo o de negocios.

Una vez que decidiste que deseas hacer, en caso sea volver al mundo laboral como empleado, acá puedes contactarte con las personas indicadas. Encuentra al gerente del área donde quieras ingresar, puede ser el fundador, CEO, encargado de recursos humanos, o el puesto que veas relevante para la contratación. Agrégalos y escríbeles un mensaje. Diles el gran interés que tienes en trabajar en su empresa, por que crees que serías un gran aporte para ellos, y que estarías agradecido de que te consideren para el puesto en caso se llegue a abrir. Esto es un juego de números, haz lo mismo con todas las empresas y puestos que más te gusten. Mantén la calma en tus mensajes, no des señales de desesperación ni digas algo que realmente no sientes, que eso se nota hasta por escrito.  Escribe tranquilo, con un mensaje original, real, y verás que pronto ya estarás trabajando de nuevo.

Conclusión

Como pueden ver, el hecho que me despidieron de mi trabajo no fue del todo mal, al contrario, fue una de las mejores cosas que me ha pasado. Me llevó a conocerme más a mi mismo, tener un concepto mas claro de lo que es la felicidad y una mejor visión sobre que buscar en la vida. Aprovecha este tiempo para hacer las cosas que antes no pudiste hacer, medita y disfruta esta nueva etapa. No saltes rápidamente al primer trabajo que te llame, analiza un poco, no querrás repetir otra experiencia de despido. En tu próximo trabajo busca el win/win, donde tanto tu como la empresa a donde estarás ingresando estén ganando algo, y no sólo una de las 2 partes. También recuerda que no podrás disfrutar nada esta etapa si no tienes ahorros o vives el mes a mes con las justas, al contrario, se podría convertir en una pesadilla. Siempre es bueno tener algo de dinero ahorrado o en inversiones donde puedas retirar el dinero fácilmente para emergencias como éstas. Espero que mis pasos sobre que hacer cuando te despiden de un trabajo te sirvan, definitivamente me sirvieron a mí y siempre recuerda que cada “fracaso” es una oportunidad de aprendizaje y crecimiento propio. ¡Todo suma!

Diego Poblete

Diego Poblete

Founder & Blogger Inversión Simple

4 Comments

  • Avatar Johnny Navarro dice:

    Muy interesante. Pero… en mi caso y en un país como el mio, no es fácil contar con un plan de ahorro o inversión. Todo suena muy bonito, pero sin esas condiciones no hay chance de sobrevivir como lo describes. capaz en otras circunstancias bien vale la pena.

    • Diego Poblete Diego Poblete dice:

      ¡Hola Johnny!

      Gracias por tu comentario. No es fácil en ningún país, todos tienen sus propios obstáculos. Todo empieza con tu estado mental, si te la crees, al menos ya hay un camino abierto.

      ¡Saludos!

      Diego P.

  • Avatar Adrian dice:

    Hola Diego!
    Si nuevamente yo, Adrian Mallco xD
    En este momento de incertidumbre e inestabilidad laboral por el Covid19, leer tu artículo me da total tranquilidad que ante una situación como el despido, se que todo estará bien. Un paso a la vez y todo va tomando forma y sentido. Gracias por compartir.

    • Inversión Simple Inversión Simple dice:

      ¡Que bueno Adrian!
      Me alegro que te haya dado esa tranquilidad. Tienes razón, todo estará bien, aprovecha el tiempo para tí y busca algo que te haga realmente feliz.

      ¡Saludos!
      Diego P.

Deja una respuesta