Ya sabemos que hay mucho dinero para hacer en la bolsa de valores, pero muchos no tienen ni idea por donde empezar. Así me encontraba yo hace un par de años. Estaba decidido en que la bolsa iba a ser una de las herramientas de inversión donde más me iba a enfocar, ya que daba mejores retornos, pero de ahí vino la pregunta ¿Cómo sé que empresas elegir? y ¿Cómo analizar acciones? De hecho, uno siempre ingresa a esto motivado por las historias de éxito de grandes inversionistas, pero nunca faltan las historias de los que perdieron mucho dinero en bolsa o los que se fueron a la bancarrota. Por ende, saber bien como analizar acciones es primordial.

Lo bueno es que no es tan complicado, hacer un análisis de una empresa es utilizar una lógica bien sencilla, de la cual simplemente no estamos muy acostumbrados. Verás, la mayoría estamos acostumbrados a comprar cosas como consumidores, y no como inversionistas, es cuestión de cambiar tu mindset y pensar en comprar algo como negocio, analizando los números y proyecciones. Sé que puede sonar aburrido o complicado, pero créeme, es más sencillo de lo que piensas.

En este artículo, estaré dando los tips sobre cómo analizar acciones y como se gana comprando acciones. Lo explicaré en el lenguaje más sencillo posible y no técnico, para que se pueda entender y evitar complicaciones. Este tema será divido en varios artículos para no hacerlo muy denso. En esta primera parte, compartiré 5 datos fundamentales que investigo en una empresa al inicio, para saber si vale la pena investigarlas un poco más a profundidad o descartarlas por completo. A la vez, estaré utilizando tomas de pantalla de Investing.com, el portal que me brinda todos los datos, para que sepan donde encontrarlos de manera sencilla.

La simplicidad de invertir en bolsa

Antes de empezar con los datos fundamentales a buscar, quiero asegurar que sepan que hay una gran simplicidad para analizar empresas para invertir en bolsa. Todo se basa en cambiar tu mindset de comprar como consumidor a invertir como empresario. Por ejemplo, al comprar una casa, alguien con mentalidad de consumidor pensaría que bien me vería en esa casa, estaré cómodo ahí, lo compro a un precio alto porque vale la pena, al final es para mí, me daré ese lujo. Mientras que un inversionista pensará, lo quiero comprar a un menor precio del que está en el mercado, de ahí alquilarlo unos años para que me genere un ingreso, y luego venderlo a un precio más alto del que lo compre, ganando por la venta y el alquiler.

Ahora, pasemos esa misma lógica a una empresa. Tienes que ver a que precio esta valorizada la empresa, cuanto ingreso genera anualmente, proyectar el valor a futuro si sigue por ese rumbo, y asegurar que este en un ambiente correcto para seguir creciendo, nada más. Se que hay miles de fórmulas y cuadros que uno cree que debe matarse viendo para ser un experto en la bolsa, pero en realidad no lo es, es tán fácil como aplicar la lógica que acabo de mencionar, no es necesario que te compliques mucho más que eso.

También está el hecho de que debes invertir en rubros que conoces o que se te hagan fáciles de entender. ¿Para que complicarte y meterte en asuntos de medicina moderna o tecnología si de repente no te interesa en lo más mínimo? De repente te gusta más negocios relacionados con deportes, o conoces muy bien la industria de transportes, o tienes algo de experiencia vendiendo alfombras, que sé yo. El mercado de la bosa de valores es tan grande y variado que siempre hay un rubro para cada uno. Si aún no estás convencido, puedes ver las 10 razones para invertir en la bolsa de valores.

1) Estado de resultados

El primer aspecto en que me fijo en un análisis fundamental de una empresa es el estado de resultados. Con esto me refiero a dos cosas: ingresos (revenue) y utilidades (net income). El ingreso es cuanto dinero ingresa en total en la empresa, generalmente son ventas mas que todo. La utilidad es cuanto queda de dinero después de restar a los ingresos los gastos operativos, en otras palabras, la ganancia real. Lo que quieres fijarte acá es que la empresa haya estado subiendo en ambos, si es posible trimestre tras trimestre sería increíble, pero hay unos negocios que son estacionales, por lo que más te debería importar es cómo ha ido creciendo año tras año, en inglés year over year (YOY). Por ejemplo, puede que en el tercer trimestre del año (Q3) facturo menos que el Q2, pero si facturo mejor que el Q3 del año anterior, es buena señal ya que muestra ser una empresa que cada vez vende más y sigue creciendo.

Ahora, ¿de que te sirve que venda cada vez más si no está generando utilidades? No mucho en verdad. Imagínate que la empresa crece en ingresos pero sus utilidades están cada vez más en negativo, esto quiere decir que están en pérdida, ya que no le quedan ganancias netas. De que te sirve tener un negocio cuyo revenue sube de 1 millos de dólares a 1.2 millones si sus costos suben de 1.5 millones a 2 millones. Esto es índice de un negocio no sostenible y no lo recomendaría. Intenta buscar aquellos que crezcan tanto en revenue como utilidad.

Esto no quiere decir que no puedes ganar con empresas que no muestran utilidad. Amazon y Facebook por ejemplo estuvieron en pérdida por muchos años antes de que empiecen a mostrar utilidades, y si hubieses invertido en ellos en el momento que estuvieron en pérdida, hoy hubieses hecho mucho dinero. Pero esos son casos muy específicos y no tan comunes, y si apuestas por una de estas empresas, recuerda que son las primeras en irse a la quiebra en caso de una crisis económica, que siempre hay: ¿Cuánto dinero se pierde en una crisis financiera?. Para invertir en empresas de este tipo debes hacerlo como si estuvieses invirtiendo en una startup, con un buen análisis del equipo, producto y el mercado, generalmente se hace esto con empresas de tecnología y en estado de crecimiento, conocidas como “growth companies”. No recomiendo hacerlo si recién estas empezando. Habiendo tantas buenas empresas generando utilidades, ¿para que quisieras complicarte de esa manera? De hecho, muchos nuevos inversionistas que quieren descubrir el nuevo Amazon, Facebook o Bitcoin arriesgan en estos stocks y de ahí vienen las malas historias de gente que pierde su dinero en la bolsa, queriendo resultados súper rápidos. Hay muchas empresas allá afuera con excelentes números y a buen precio en las cuales puedes invertir, o en todo caso, puedes esperar que esa empresa que te guste y está en pérdida actualmente, empiece a generar utilidades antes de invertir en ella, por ahí que no ganas exponencialmente, pero ganas sin arriesgar perder tu dinero exponencialmente. El poder de interés compuesto funciona aún así ganes 10% al año, su buscas ser uno de los pocos que ganan 100% anual con el stock mágico, hay alta probabilidad que pierdas. En el cuadro anterior, se muestra un buen ejemplo de un estado de resultados.

2) Hoja de Balance

La hoja de balance o “balance sheet” en inglés, se resume en dos palabras: activos (assets) menos pasivos (liabilities). El resultado te da el patrimonio (total equity). Los activos son todas las cosas que le dan valor a la empresa, todo lo que posee, tanto tangible como intangible. Ejemplos de activos pueden ser efectivo, cuentas por cobrar, mercancía, equipos, edificios, terrenos, seguros, entre otros. Los pasivos por otro lado, son todas las cosas que generar un gasto a la empresa, responsabilidades a enfrentar, casi todos los pasivos se resumen a deuda o gastos. Ejemplos de pasivos son cosas como préstamos por pagar, intereses en préstamos, gastos por pagar, salarios, arrendamiento, cuentas por pagar, entre otros.

Acá solo tienes que asegurarte de que trimestre tras trimestre la empresa puede mantener una hoja de balance sana. Es decir, que mantenga los activos mayores que los pasivos, un buen patrimonio. Por ejemplo, de que sirve que a la empresa le vaya bien si tiene unas deudas increíbles con unos intereses exuberantes, situación en la cual tendría que haber un acto mágico para poder pagarlos, y así no verse pagando intereses todo su ciclo de vida.

Otra manera de ver la hoja de balance es como el seguro, algo tangible que respalde la valorización de la empresa. Por ejemplo, si la empresa cuenta con una gran cantidad de propiedades y terrenos, pase lo que pase (una crisis por ejemplo), siempre tiene la posibilidad de vender algunos y mantenerse a flote. Y si están en buena zona, es un activo que se apreciará mucho más en el tiempo. Una buena hoja de balance es un excelente indicador si la empresa puede asumir sus responsabilidades y puede sobrevivir situaciones adversas que puedan aparecer, definitivamente una de las cosas más importantes para fijarse al analizar acciones.

3) Flujo de caja

El flujo de caja es el famoso “cashflow” que a veces hablo tanto en mis artículos. Es cuanto dinero realmente está ingresando a la empresa, otro indicador primordial en el análisis fundamental de una empresa. Te preguntarás ¿Pero eso no es el revenue y las utilidades? En realidad, no. Lo explicaré con un ejemplo. Pueda que tu empresa haya vendido un producto de $30,000 dólares en el mes de febrero, firmaron el contrato de venta, pero esa empresa ha decidido pagar en 2 partes, una en marzo y otra en abril. Esos $30,000 entran a tu estado de resultados como ingreso de revenue de febrero, pero no aparece en tu cashflow, recién aparecerá ahí en los meses de marzo y abril.

En otras palabras, el cashflow viene a ser que tan buena es tu área de cobranzas y que tan buenos clientes tienes, que paguen a tiempo y mantengan tu negocio sano. De nada te sirve tener grandes ventas si al momento de cobrar no pagan. Hay varios negocios que mueren por mal cashflow, sobre todo los chicos que recién están empezando, como una startup que alguna vez dirigí: ¿Por qué ceramos nuestra startup RoomVa?. En el cuadro anterior, el indicador «net change in cash» es el que te muestra cuanto dinero realmente entro a la empresa ese trimestre, y es el indicador a fijarse.

4) Histórico de beneficios

Todos los trimestres las empresas hacen proyecciones, es básicamente ponerse metas y publicarlas para que todo el mundo las vea, incluyendo los inversionistas. Esto se ve reflejado en el histórico de beneficios o “earnings history” en inglés. La idea es invertir en una empresa que siempre llegue a sus metas propuestas o las supere en todo caso. Estas metas generalmente se dan con dos indicadores: BPA (beneficios por acción) e ingresos. Los beneficios por acción, en inglés EPS (earnings per share), te dice cuanto realmente gano (utilidad) de cada acción que compone la empresa. Toda empresa está compuesta por una cierta cantidad de acciones, y tu al invertir en una empresa compras una cierta cantidad de ellas, éste indicador simplemente te dice cuánto se gana por cada una. Es una fórmula que divide el precio de la acción sobre la utilidad que te da cada acción.  Y los ingresos, pues es el revenue del que hablamos al inicio.

Si bien la idea es que siempre la empresa llegue a sus metas, puede que existan trimestres que no lleguen, no es algo tan grave siempre y cuando hay una razón suficientemente fuerte que la respalde, pero que no sea por mal rendimiento del negocio en sí. Un ejemplo de esto es que no se llegue por un factor externo que estaba completamente fuera de sus manos, como una multa o una situación política de la cual llegó de sorpresa y sólo afectara uno o dos trimestres, pero no la operación en general. Si es un tema de rendimiento de la empresa y hace mucho que no llega a sus metas establecidas, definitivamente no es una empresa en la que no deseas invertir. El cuadro anterior que muestro como ejemplo indica que en la mayoría de trimestres esta empresa legó a su meta, por ende llos números están en verde.

5) Ratio precio/ beneficio

El ratio precio beneficio, también conocido como el P/E ratio (Price to earnings ratio) también es un indicador que se usa bastante en el análisis fundamental de una empresa, el cual vale la pena fijarse. Esto se calcula dividiendo el valor total de la empresa entre la utilidad anual de la misma. Entonces si la empresa vale 100 de dólares, e hizo de utilidad anual 10 de dólares, el P/E ratio sería de 10 (100/10). Esto quiere decir de que si compras la empresa a 100 dólares, la empresa se demoraría 10 años en pagarte por completo esos 100 dólares.

La idea es comparar este ratio con otros de la misma industria para ver si está en algo parecidos. Por ejemplo, si inviertes en una empresa como Amazon, querrás ver el P&E ratio de empresas como Alibaba, y si deseas ver una como Ford, querrás ver el P/E ratio de alguien como Volkswagen o Toyota. En el rubro de tecnología que es generalmente donde invierto, el P/E ratio son de los más altos que existen, llegando a estar en promedio entre los 30 y 60, pero es validado ya que generalmente son empresas que crecen en utilidades de manera exponencial. Hay casos de hasta P/E ratios de 80 o 100, los cuales cualquier libro de bolsa antes del año 2000 que salieron las empresas de internet, te dirían que es demasiado alto o inflado, pero como son empresas que crecen en % de utilidad bastante rápido, esta validado.

Un truco que me gusta usar acá es comparar el P/E ratio con el crecimiento de % de utilidad. Por ejemplo si una empresa tiene un P/E ratio de 50, buscaría que anualmente incremente su utilidad en 50% o más, si es menos que eso, puede que el ratio este un poco alto para que sea atractivo. Un caso negativo sería que la empresa mantenga la misma utilidad que el año pasado, sin crecer en porcentaje. En tal caso la lógica sería que demorará 50 años en recién ganar lo suficiente para recuperar lo invertido, lo cual es demasiado tiempo. En cambio, si crece la utilidad en 50% todos los años en vez de mantenerse igual, pues la espera sería mucho menor que 50 años, y se podría recuperar lo invertir en menos años. En el cuadro anterior, se ve este dato en la parte que dice ¨P/E ratio”.

Conclusiones

Estas son las 5 cosas en que me fijo para descartar una empresa o seguir con una futura investigación sobre la misma. Como se habrán dado cuenta, a diferencia de los traders, no veo el cuadro de evolución del precio de la acción, solo me fijo únicamente en el análisis fundamental de la empresa. El historial del precio de una acción es simplemente lo que el mercado ha estado dispuesto a pagar en algún momento, pero esto puede estar muy influenciado por momento de emoción o “hype” como también por pánico, y no necesariamente por una decisión racional, por ende prefiero mirar a los números de la empresa y decidir por mi mismo si esta a buen precio, barato o sobrevalorado. Una vez hecho estos pasos iniciales de como analizar empresas para invertir, recién procedo a una investigación más profunda, de la cual hablaré en un siguiente artículo. Espero que estos pasos básicos te ayuden a decidir cual empresa es la más adecuada para ti, recuerda siempre en fijarte en los números de la empresa que es lo que manda y a la vez invertir en empresas o rubros que se te hagan fácil de entender, no te compliques más de lo que debes, invertir en la bolsa de valores puede ser bien simple, depende de ti.

Deja una respuesta